Cómo trabajar de forma divertida desde casa

Llevamos un año trabajando a distancia. Después de todo este tiempo, ¿ha desarrollado ya un método de trabajo eficaz y creativo, o sigue encorvado sobre la mesa de café? No es fácil, ¿verdad? Descubra qué tres zonas debe cuidar para transformarse de un teleadicto en un león organizador.

Empecemos por el ambiente. El trabajo de oficina tiene algo muy diferente "al curro de toda la vida" y es que puedes organizar tu oficina prácticamente en cualquier lugar: todo lo que necesitas es acceso a Internet y, por supuesto, un ordenador. Sin embargo, hay algunas cosas que debes cuidar para que tu trabajo sea más eficaz.

Tabla de Contenidos()

    Tu propio rincón

    La mejor solución, aunque a menudo es difícil, es tener una habitación propia dedicada exclusivamente al trabajo. Una oficina en casa de este tipo le permitirá concentrarse al máximo.

    Elige un escritorio y una silla cómoda, que son lo mínimo necesario para trabajar con un ordenador. Si tu empleador está de acuerdo, vale la pena pedir prestado un monitor extra de la oficina.

    ¿No tienes una habitación libre? Puedes intentar negociar el alojamiento en la habitación de tu hijo, por supuesto con un recargo adecuado a tu bolsillo 😉 Los padres de niños pequeños lo tienen mucho más fácil en este caso.

    Si no tienes la posibilidad de organizar una habitación, intenta encontrar un espacio en tu dormitorio o en el salón sólo para ti. Tu propio rincón donde puedes dejar notas o apuntes con tareas para los próximos días.

    ¡Sal de la cama!

    Una cama cómoda, una almohada suave y un edredón cálido son las mejores tentaciones por la mañana, twitter y las ultimas noticias 24H en tu iPad... ¿No vale la pena salir de este paraíso doméstico al menos unas horas? ¡Seguro que vale la pena! ¿Pero en beneficio de la lista de tareas que tienes que hacer?

    Por eso es muy importante separar el momento en que empiezas a trabajar de tus responsabilidades matutinas. Este límite le permitirá entrar mentalmente en el modo de concentración de la tarea.

    Incluso si trabajas desde tu habitación, porque es donde tienes espacio para trabajar, vale la pena hacer las mismas cosas que si fueras a la oficina.

    Cuida tu espacio

    Otra cosa es asegurarse de que el entorno del rincón de la oficina sea propicio para la creatividad. Puede ser un tablero de corcho con tarjetas, citas, inspiraciones pegadas a él. Puede ser tu planta favorita a la que miras en los momentos en que recoges tus pensamientos o una posición de tu escritorio tal que tengas libre acceso a la ventana, al balcón.

    Cualquier cosa que te haga sentir bien, positivo en ese espacio, te llena de energía para la acción.

    Piensa en qué horas eres más productivo.

    A algunas personas les gusta levantarse por la mañana y hacer las cosas más importantes antes de las 10:00. Otras prefieren empezar el día con tranquilidad y alcanzar el punto álgido de su creatividad al mediodía. Otros se levantan tarde y se sientan hasta la noche porque es cuando mejor se concentran.

    No obstante, es importante que una parte de la jornada laboral sea compartida por todos los miembros de la empresa.

    Zona de trabajo
    Trabajar a distancia requiere mucha disciplina y buscar soluciones que te ayuden a planificar mejor tu día. Sin embargo, tenemos muchas distracciones que pueden mantenernos ocupados: la cena, la colada, los niños aprendiendo a distancia, una mascota esperando para jugar. Así que cualquier método para desactivar estas distracciones es bienvenido.

    Música
    Un método que suelo utilizar cuando necesito maximizar mi concentración es aislarme de los estímulos externos con auriculares y música. Spotify o YouTube son esos pequeños amigos que me proporcionan lo que necesito: música enérgica cuando se me ocurren conceptos creativos, o una serie de enfoque profundo cuando estoy trabajando en un proyecto mayor.

    Calendario
    Un día repleto de reuniones no favorece la concentración, porque cada vez que vuelves a un proyecto, tienes que volver a coger el ritmo. Así que si necesitas un día de concentración, fija una reunión en tu calendario, contigo mismo. Gracias a ello, limitarás al máximo los encuentros inesperados.

    Reuniones en línea
    Lo que más nos molesta en las reuniones de empresa son las largas conversaciones fuera de tema. Todo el mundo tiene trabajo que hacer, y una reunión prolongada sólo provoca frustración. Por eso es buena idea acordar las "reglas y normas" de las reuniones en línea y atenerse a ellas.

    Herramientas útiles para facilitar el trabajo en grupo

    Nada puede sustituir a una reunión en directo. Sin embargo, si la situación lo requiere, merece la pena buscar soluciones gracias a las cuales podamos trasladar, al menos en parte, las soluciones elaboradas a las pantallas.

    Parabol

    Esta aplicación es la que más utilizamos durante nuestra reunión de scrum: la retrospectiva. Durante la retrospectiva añadimos tarjetas con temas a tratar. Los temas se dividen en aquellos que son positivos y que vale la pena repetir, pero también en los que hay que mejorar. Las tarjetas están cubiertas para otros participantes, las descubrimos de una vez y utilizamos la votación para determinar cuáles queremos mirar. La aplicación también permite añadir notas, que posteriormente se envían en forma de resumen a un correo electrónico a todos los participantes.

    La aplicación Mural es una gran herramienta para el brainstorming. Es una enorme pizarra virtual en la que puedes añadir notas, ideas o comentarios en tiempo real, dibujar, crear mapas mentales, etc.

    Jamboard es, a su vez, una versión más agradable de Mural, donde también se pueden añadir tarjetas, escribir textos o dibujar en tiempo real.

    Asana / YouTrack

    Seguramente conoces estas herramientas para planificar el trabajo, dividir las tareas y llevar un control de tu calendario. Estos o sus equivalentes tienen una buena característica: proporcionan una pizarra compartida a la que pueden acceder todos los empleados o equipos que trabajan en un tema concreto. Estas herramientas sustituyen con éxito al tablero físico de scrum.

    Herramientas útiles para ayudarle a mantener la concentración
    Por otro lado, si necesitas apoyo para terminar un proyecto en foco, te recomiendo las siguientes herramientas y plugins:

    OneTab

    Una buena manera para aquellos que siempre tienen mil pestañas abiertas en su navegador. Si necesitas concentrarte y te distraen las notificaciones de otro correo electrónico que aparece en tu pestaña de Gmail, utiliza el complemento One Tab. La extensión cierra todas las pestañas abiertas y, en su lugar, deja sólo una, que enumera todas las pestañas utilizadas anteriormente.

    Tomato Timer es una herramienta de control de tiempo que funciona bien con el método Pomodoro. El método consiste en dividir el trabajo en un tiempo para concentrarse en una tarea durante 25 minutos, seguido de un descanso de 5 minutos, tras el cual se vuelve a la tarea actual o se empieza a trabajar en otra cosa. Y así durante 4 ciclos. Después, tómate un descanso más largo en el que desconectes completamente de tus responsabilidades.

    Dése espacio para el trabajo creativo

    No tengas miedo de reservar una o dos horas durante la semana y utilizar ese tiempo para recopilar dichas ideas, buscar inspiración, leer blogs interesantes o escuchar podcasts.

    Puedes encontrar inspiración en todas partes, incluso en tu propia bandeja de entrada de correo electrónico: cuando lees boletines, ves cómo los crean otros, cómo agrupan los temas, cómo utilizan la personalización o qué plantilla utilizan.

    También reunirse con los colegas y proponer ideas juntos es fructífero para las nuevas ideas. Merece la pena organizar reuniones creativas periódicas, por ejemplo una vez cada dos semanas o incluso una vez al mes.

    Conciliación de la vida laboral y familiar
    No olvides separar el tiempo para el trabajo del tiempo para ti o tu familia. El ordenador de la empresa en casa tienta, sobre todo a los más entusiastas, a mirar si ha llegado algún correo importante. Por lo tanto, si trabajas en un ordenador de la empresa, apágalo al terminar de trabajar y no lo abras hasta el día siguiente.

    Y si trabajas en tu propio ordenador, aquí depende mucho de tu autodisciplina. En cualquier caso, te recomiendo que separes tu tiempo de trabajo del que no lo es con una línea gruesa. ¿Quizás de esta manera se proteja de quemarse demasiado rápido?

    Conclusión...

    Espero que los ejemplos y las soluciones expuestos en este artículo le ayuden a trabajar de forma eficaz, creativa y, sobre todo, divertida en su oficina en casa.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir