Como tener mas energía

El ser humano como entidad energética es un hecho que tiene profundas y sorprendentes posibilidades. Además, me parece desconcertante que no haya más personas que consideren las implicaciones potenciales y cotidianas de pensar en sí mismos como un cuerpo energético. Todo lo que nos rodea, desde los pensamientos que tenemos hasta nuestros movimientos, funciones corporales internas e incluso nuestro sueño, es un toma y daca de energía en muchas formas diferentes. Además, la forma en que nos integramos con nuestro entorno es realmente otro ejemplo de un enorme intercambio de energía entre el medio ambiente y nuestro ser.

Creo que cuando aprendemos en la escuela los entresijos del cuerpo humano, la anatomía, la química y la fisiología, ya estamos tan arraigados a nuestros patrones y hábitos que nuestro conocimiento del potencial para aprovechar esa energía se descarta porque no parece satisfacer una necesidad inmediata. Más tarde, muchos de nosotros podemos sentir los efectos de no haber tomado clases de química o anatomía cuando empezamos a reconocer el desequilibrio de energía que estamos utilizando a través del aumento de peso u otras enfermedades de desequilibrio energético como el estrés, el insomnio, la fatiga, etc.

Una persona media gasta unos 65 vatios de energía en reposo. Eso es más o menos la misma cantidad de energía que una bombilla normal. ¿No es increíble? La energía en movimiento se llama energía cinética, y hay muchos productos diseñados para utilizar la energía cinética de una persona para alimentar el producto. Un ejemplo de ello es un producto del tamaño de una batería llamado M2E. Este producto utiliza la energía cinética, el movimiento físico normal, para generar electricidad. Fijado a un cinturón o llevado en una mochila, todo el generador está contenido en una caja de baterías normal. Los imanes del dispositivo se mueven cuando el usuario camina o se agita. Estos imanes proporcionan energía a las bobinas de alambre, que pueden utilizarse para alimentar dispositivos móviles. Es genial, ¿verdad?

No tener en cuenta nuestro potencial energético (o la falta de él) en nuestra vida diaria es un error en mi opinión personal. Como espiritista que cree que la energía física de una persona se ve aumentada exponencialmente por la energía espiritual, también creo que si no controlamos nuestros niveles de energía a diario, nos estamos perjudicando en múltiples niveles de la vida. Además, cuando aprovechamos la energía espiritual en nuestros pensamientos y/o acciones, invocamos condiciones positivas sorprendentes en nuestras vidas. Al no utilizar la energía de que disponemos, tanto física como espiritual, creamos una existencia más benigna, es decir, regulamos nuestra vida en un nivel sostenible automatizado. Es como no poner cafeína en nuestro café: ¿qué sentido tiene?

Creas o no en el poderoso potencial de la fuerza espiritual omnipotente que tienes a tu disposición, seguro que reconoces el impresionante potencial de la vibración energética humana. Obviamente, nos beneficiará si alineamos nuestra mentalidad y nuestras actividades físicas con la forma en que utilizamos esta energía. Dado que un aspecto del consumo de energía está más en el punto de mira que otros, a saber, el impacto del consumo de alimentos, no voy a entrar en los riesgos o beneficios de los hábitos alimentarios saludables, sino que me gustaría ofrecer algunas formas sencillas y prácticas de utilizar más energía.

El aumento de energía puede ayudarnos a perder peso, y hay diferentes áreas de la fisiología humana que se benefician de diferentes tipos de aumento del consumo de energía. Por no hablar (todavía) del potencial ilimitado para aumentar todos estos beneficios a través del poder de la energía espiritual y divina. A continuación se presentan algunas ideas prácticas y beneficiosas para aumentar tus niveles de energía, en cuerpo, mente y alma.

Como tener mas energía con estos sencillos pasos

Desarrollar el sentido de la conciencia

En primer lugar, maximizar tus niveles de energía significa ser consciente de las cosas en tu vida que te añaden o restan energía. Es realmente muy fácil de hacer y medir. ¿Te sientes bien? Buenas vibraciones energéticas. ¿Te sientes mal? Vibraciones energéticas negativas. Hay todo tipo de herramientas científicas que podemos utilizar para medir esto también, pero este método sencillo y fácil (la conciencia) funciona mejor y es muy preciso. Pregúntese a menudo en qué punto de la escala energética se encuentra, evaluando si se siente bien o mal. Fíjate en los patrones y desarrolla pequeñas acciones que puedas llevar a cabo para aumentar tu energía de forma inmediata (respirar profundamente, caminar a paso ligero, estirarse/agacharse, comer algo rico en proteínas o hacer una meditación rápida que te dé energía).

Aumenta tu imaginación

Al centrarte en estas acciones, creas una mayor fuerza de voluntad (energía de la mente). Al enriquecerlos con un aspecto espiritual, aumenta aún más su nivel de energía. Donde vayan tus pensamientos, la energía te seguirá. Esta idea se apoya tanto en la física como en la espiritualidad. Tener sueños, imaginación, intenciones y aspiraciones y actuar en consecuencia fomenta el movimiento hacia estas cosas.

Mantener actitudes positivas

Una actitud y una perspectiva de la vida positivas no sólo ayudan a mantener un alto nivel de energía, sino que invariablemente atraen condiciones positivas. En cambio, una actitud negativa tendrá el efecto contrario. La preocupación, la ansiedad, el estrés, el miedo, la ira, la depresión, la inquietud, la culpabilización, la resistencia, etc., no sólo agotan las energías, sino que también atraen las circunstancias negativas del mundo que nos rodea.

Evite la gente toxica

Evite realizar actividades que agoten y malgasten la energía. Ya sabes lo que son: van desde un ligero desperdicio de energía hasta una gran pérdida de la misma. Limitar las actividades que adormecen la mente, como la televisión, Internet o los juegos. Evita los suicidios energéticos como el consumo excesivo de alcohol, drogas, abuso de alimentos, cafeína, chismes, discusiones, comportamientos agresivos y/o música.

Desarrollar la paz interior

Pasando ahora a un enfoque más espiritual para crear más energía, hay muchas prácticas que cambian positivamente la vida para aumentar no sólo la energía, sino que nos benefician en muchos otros aspectos de nuestra vida de manera dramática. Crear una mentalidad de calma y quietud escuchando a nuestro interior, a través de la oración, la contemplación y la mediación es extremadamente energizante y renovador. Practicar otras prácticas de vida que tienen una cualidad espiritual como la no reacción, la compasión, el perdón, el altruismo, el servicio, la fe y la alegría puede crear una energía extraordinaria. Conviértete en un defensor de la paz a través de una acción reflexiva (las personas que claman por la paz no son pacíficas). La ausencia de caos no es la paz, así como la ausencia de energía negativa no es energía positiva, es energía neutra. El caos puede remitir, pero eso no significa necesariamente que haya paz. La paz es una forma de energía en sí misma. Cuando estás en paz, promueves la paz y desarrollas fuertes vibraciones energéticas.

Como tener mas energía estando constantemente alerta

No te tomes a la ligera tu energía y cómo puede afectar a los demás. Ser consciente, estar involucrado y ser proactivo con respecto a tu energía jugará un papel importante a la hora de vivir una vida resistente y abrasiva o fluida y liberadora. Tu energía también influye en los que te rodean, así que sé consciente de ello, especialmente cuando estés con niños. Entrar en una habitación con malas vibraciones puede cambiar el curso de toda la situación. Cuando sientas un pico de energía negativa, considéralo seriamente y determina qué acciones puedes tomar para contrarrestar esta negativa con una positiva.

Esta lista no es en absoluto la lista final, pero si la sigues tus fuentes de energía no se descargaran, de hecho, las ideas para crear energía positiva y revitalizante en tu vida, tanto física como espiritualmente, son prácticamente infinitas. ¿Encontrarías alguna utilidad en una bombilla que no tiene suficiente energía para iluminar la habitación? Por supuesto que no. ¿Por qué, entonces, nos conformaríamos con no utilizar su energía de la manera más efectiva y energizante? No estoy seguro, pero sé que yo, por mi parte, buscaré cada día más formas de «dejar brillar mi luz», literalmente.

¡Mira esto!

¿Qué son las hemorroides? Síntomas. Remedios Naturales

Con toda seguridad ya escuchaste esta palabra muchas veces, pero, ¿en verdad qué son las …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *