¿Cómo escoger una bombilla?

17/10/2021 12:54

Contenido

    A la hora de elegir la iluminación de nuestro hogar, nos guiamos por muchas cuestiones, pero no siempre prestamos la debida atención a un detalle (aparentemente) tan importante como la bombilla. ¡Y no deberías! Una fuente de luz correctamente seleccionada se convierte en el verdadero corazón de una lámpara. La cantidad de tipos de bombillas, sus descripciones especializadas y los detalles técnicos pueden parecer aterradores. Pero no hay nada que temer. Le garantizamos que con nuestra guía elegir una bombilla para una lámpara recién comprada o sustituir una fuente de luz quemada por un nuevo modelo se convertirá en un puro placer.

    Así que veamos ¿Cómo escoger una bombilla?

    TIPOS BÁSICOS DE BOMBILLAS 💡

    El tipo de fuente de luz más antiguo y tradicional es la bombilla incandescente. Funcionan gracias a un filamento de tungsteno colocado en una bombilla de vidrio al vacío o llena de gas noble. Hoy en día, debido a sus defectos, cada vez se intenta evitarlos y retirarlos de la venta en toda la Unión Europea. Aunque son baratos, son ineficientes y poco fiables. Otro inconveniente es que se calientan mucho: el 95% de la energía que consume una fuente de luz de este tipo se convierte en calor. Además, sólo hay un color de luz: blanco cálido.

    Una alternativa algo mejor a las bombillas tradicionales son las halógenas, especialmente sus variantes de bajo consumo. El principio de su funcionamiento es similar, con la diferencia de que en la bombilla de vidrio de dicha bombilla de gas inerte hay un halógeno adicional, que aumenta la eficacia de la fuente de luz. Esta tecnología hace que las bombillas sean más seguras, se presentan en diferentes tamaños y formas y su luz es agradable a la vista y refleja con precisión los colores. Sin embargo, no es una solución perfecta: las bombillas halógenas se están eliminando gradualmente.

    BOMBILLAS LEDS

    Las lámparas fluorescentes y los diodos LED de bajo consumo son cada vez más populares (¡afortunadamente!). Los primeros utilizan el fenómeno de la descarga luminosa, que induce una radiación ultravioleta en el interior de la lámpara fluorescente, lo que hace que ésta emita luz según el principio de luminiscencia. Su durabilidad y eficacia lumínica supera fácilmente la de una bombilla incandescente tradicional. Se calientan menos y pueden producir diferentes colores de luz. Consumen menos electricidad, aunque según las normas de seguridad no están clasificadas como bombillas de bajo consumo. Desgraciadamente, al utilizarlos suele haber problemas de uniformidad y calidad de la luz, son sensibles a los encendidos y apagados frecuentes y no reflejan fielmente los colores del entorno.

    Solemos recomendar las lámparas LED por su gran eficiencia y ahorro energético, incluso en casos extremos ubicados en exteriores como el del foco led exterior solar con sensor de movimiento. Su variedad de formas e hilos las convierte en muy buenos sustitutos de otras lámparas incandescentes. Emiten luz gracias a los diodos emisores de luz. Sus ventajas adicionales incluyen una alta eficiencia luminosa, un número excepcional de colores de luz disponibles, una baja generación de calor y la ausencia de toxinas en su interior. Es cierto que son más caros que sus homólogos tradicionales, pero el precio se recupera rápidamente gracias a su efecto duradero.

    HILOS Y FORMAS DE LAS BOMBILLAS

    Existes una oferta muy variada y cada uno encontrará una bombilla para sí mismo. Los hilos y los tapones que son el final de la fuente de luz son una cuestión muy importante a la hora de comprar. Cada lámpara debe tener una marca adecuada que nos informe sobre el tipo de bombilla que le corresponde. En nuestra tienda tenemos disponibles las siguientes terminaciones de bombillas más populares:

    1. E27 - una rosca grande, a rosca, comúnmente utilizada en las instalaciones domésticas y en la mayoría de las lámparas,
    2. E14 - una rosca similar pero más pequeña, igual de utilizada, aunque normalmente en lámparas de menor potencia,
    3. GU10 - un enchufe montado en un broche de presión, utilizado en lámparas fluorescentes, LED y halógenas. Se utiliza sobre todo en los faros y lámparas, dirigiendo la luz hacia abajo,
    4. GU5.3 - Una bombilla con esta rosca es la más utilizada con focos de baja tensión.

    Además de la terminación correcta de la bombilla, también es importante su forma. Las fuentes de luz disponibles en nuestra tienda tienen muchas formas y colores, desde la tradicional forma esférica hasta las que se asemejan a una llama o una vela. Las bombillas decorativas de estilo retro, que parecen salidas de la mano de Edison, funcionarán de maravilla en las instalaciones industriales. Las formas geométricas de fantasía en muchos colores serán un complemento perfecto para muchos diseños eclécticos. Las bombillas alargadas y pequeñas y las planas-reflectoras encajan fácilmente en lámparas de formas inusuales. Incluso tenemos algunos equipados con un altavoz y una trampa para insectos.

    COLOR DE LA LUZ

    Otra característica importante que debe guiar nuestra elección es el color de la luz que emite. Sabemos que en algunas habitaciones queremos relajarnos, mientras que en otras necesitamos un ambiente enérgico que nos anime a pensar de forma creativa. Por ello, conviene comprobar el color de la luz que figura en el envase del producto y elegir la bombilla adecuada. Utilice la siguiente tabla para saber qué significa cada color y dónde funciona mejor:

    WATTS Y LÚMENES

    Todos conocemos la unidad llamada vatios (W). Siempre se ha utilizado para describir el poder de las bombillas. Pero los tiempos están cambiando, al igual que los tipos de fuentes de luz. La clasificación estándar también tuvo que cambiarse; después de todo, las bombillas modernas consumen mucha menos energía mientras mantienen la misma (o mejor) calidad de luz. Actualmente, el número de lúmenes, es decir, la longitud del flujo luminoso, se convierte en un parámetro más importante. ¿Parece complicado? Así que usemos algunos ejemplos.

    Una bombilla de filamento tradicional de 40W nos aporta unos 350 lúmenes, mientras que su equivalente LED obtendrá el mismo flujo luminoso con una potencia de tan solo 7,5W. ¿Puedes ver la diferencia? ¡Sí, por supuesto!

    Pero, ¿qué nos dice la información sobre el número de lúmenes y cómo utilizarla de forma práctica? La siguiente tabla muestra claramente en qué habitación es mejor usar una bombilla de una potencia determinada.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Como todas las webs, nosotros también usamos cookies para analizar el trafico y ofrecerte una gran experiencia. Mas info

    error: Web Protegida - Guardamos tu IP