Cepillarse los dientes te los está destrozando

Todo el mundo es consciente de que cuidar la higiene bucal es muy importante. Debemos cepillarnos los dientes todos los días y, además, utilizar productos adicionales que garanticen la salud de los dientes y las encías, como el hilo dental o el irrigador dental. Sin embargo, hay que tener en cuenta que no se puede exagerar con el cepillado, ya que un cepillado excesivo tiene un efecto negativo en nuestros dientes. ¿Cuáles son las consecuencias del cepillado excesivo de los dientes? Lo vamos a ver ahora mismo 😉

Tabla de Contenidos()

    Cepillarse los dientes con frecuencia puede ser perjudicial

    Hay una razón por la que se habla de la importancia de cepillarse los dientes correctamente. Aunque pensemos que es una actividad sencilla, mucha gente lo hace mal.

    Muchos de nosotros nos cepillamos los dientes con demasiada fuerza, lo que hace que la capa externa de los dientes se desgaste, y la pérdida de esmalte tiene muchas consecuencias graves. Uno de los efectos puede ser la sensibilidad de los dientes al calor y al frío, por lo que comer alimentos/líquidos calientes o fríos será desagradable.

    El cepillado excesivo de los dientes también provoca daños en el tejido gingival, lo que puede dar lugar a la retracción del tejido gingival, así como a la exposición de las raíces de los dientes, y aquí es un camino corto hacia la caries u otras enfermedades periodontales.

    Efectos del cepillado dental excesivo

    Es difícil, aunque por supuesto posible, dañar los dientes o las encías con un cepillo de dientes de cerdas suaves. El mayor riesgo de que se produzcan los efectos del cepillado excesivo se da en las personas que utilizan cepillos de dientes de cerdas medianas o duras, y éstos son los que predominan en el mercado, por lo que conviene saber cuáles son los signos del cepillado excesivo.

    Entre ellas se encuentran:

    • Sangrado de las encías
    • Encías inflamadas o rojas justo después de cepillarse los dientes
    • Cerdas de su cepillo de dientes muy anudadas
    • Recesión dental

    ¿Cómo cuidar los dientes después de un cepillado excesivo?

    Los daños en los dientes y las encías causados por un cepillado demasiado fuerte pueden provocar una serie de enfermedades peligrosas. Una de las peores consecuencias puede ser incluso la pérdida de dientes. Por eso es tan importante cuidar adecuadamente los dientes después de un cepillado excesivo. Para ello merece la pena acudir a una buena clínica dental, que ofrezca tratamientos que protejan los dientes y cubran las superficies dentales expuestas.

    Por lo general, estos tratamientos implican el uso de barniz de flúor para reforzar la superficie de los dientes. Algunos dentistas también pegan un empaste del color del diente para hacer invisibles las caries. Como vemos, los efectos del cepillado excesivo pueden eliminarse fácilmente, pero no siempre es así: a veces las encías retroceden, y en esta situación un injerto de encías puede ser la única solución. Por eso recomendamos visitar al dentista con regularidad y cuidar la higiene bucal.

    ¿Cómo se cepillan los dientes para evitar estos problemas?

    Nos cepillamos los dientes todos los días para eliminar la placa. Esto no es más que una sustancia que, si no se elimina, provoca caries. Eliminarlo no es complicado, aunque es necesario conocer la técnica de cepillado adecuada. Definitivamente, el cepillado de los dientes no debe ser demasiado enérgico.

    Una forma de hacer esto de manera más cómoda y no tan dañina es con el irrigador (puedes ver aquí los mejores irrigadores dentales OCU)

    La mejor manera es cepillar suavemente los dientes con movimientos circulares: así se limpia el esmalte y se eliminan los restos acumulados y la placa. Hay cepillos dentales sónicos en el mercado que advierten a sus usuarios, por ejemplo, si la presión es demasiado fuerte.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir